domingo, 27 de noviembre de 2011

Don,t forget to love yourself

 Llévame a un estupido musical en el que haya tios dando piruetas y con tutús rosas en un escenario con fondo celeste, llévame al boulevard de los sueños rotos y descansemos tomandonos algo en la avenida de los recuerdos, llévame allí fuera, más, más aún, lejos, y arrastrame hasta donde llueva para robarme un beso, cálido. Llévame a un partido de futbol y hazme gritar los goles hasta que no me quedé voz para nada, absolutamente nada. Llévame a tu casa y perdidos entre tus sábanas hazme el amor, llévame donde tú quieras, de verdad, pero llévame contigo.




Tengo a dieta los


  sentimientos evitando

momentos de desilusión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario